Hugo Murua tenía 18 años. Había salido a vender bolsas de residuos cuando ocurrió la desgracia. 


Después de permanecer internado cinco días en Terapia Intensiva del Hospital Rawson, este lunes falleció el joven trabajador de 18 años que impactó contra un auto en el departamento Rawson. Hugo Daniel Murúa viajaba en una moto Legnano 125 cc y se dirigía a vender bolsas de residuos en los comercios cuando pasó la desgracia. El trágico siniestro vial ocurrió sobre las 21 del pasado martes.

Según publicó Diario de Cuyo, cuando circulaba por Doctor Ortega hacia el Oeste el chico se topó con un Peugeot 206 que iba adelante suyo, en la misma dirección, y giró para ingresar en el camping oficiales de la policía. El joven no pudo hacer nada para evitar el impacto con el vehículo que conducía Marcelo Cortéz, de 30 años, y quedó tendido en el suelo.

La víctima, Hugo Murua, de 18 años.

La víctima fue trasladada al Hospital Rawson con politraumatismo, una fractura y un fuerte golpe en la cabeza. Quedó internado en Terapia Intensiva y desde un primer momento los pronósticos no eran alentadores. Finalmente este lunes ocurrió lo que todos temían.

El joven había terminado la secundaria hacía poco tiempo, era apasionado por el fútbol (había jugado años atrás en el Club Atlético Juventud Alianza) y vivía en el Barrio La Quebrada. Se dedicaba a vender bolsas de residuos, que era lo que justo estaba haciendo cuando protagonizó el accidente. “Era un pibe sano, no jodía a nadie. No tomaba, no fumaba, sólo se dedicaba a trabajar para sacar sus cosas adelante”, dijo una tía, empapada en llanto, a Diario de Cuyo.

El vehículo con el que impactó el joven.

Tras la muerte de Murúa, el Primer Juzgado Correccional ordenó la detención de Cortez, aunque hasta anoche no se había hecho efectiva. Las pruebas que recolectó Criminalística serán claves para determinar o no si el automovilista cometió alguna negligencia al momento del siniestro.






Comentarios