Las frecuencias del transporte público de pasajeros cuando comiencen las clases en Salta es una de las cuestiones que se analizan por estos días. Se busca evitar la conglomeración de pasajeros en los colectivos y desde SAETA proponen que haya diferentes horarios de ingresos tanto a los establecimientos educativos como a la administración pública, comercios y actividades financieras.

El presidente de SAETA, Claudio Mohr, explicó la empresa está a la espera de la decisión que se tome desde el Ministerio de Educación de la provincia respecto a la presencialidad de los estudiantes en las escuelas y colegios. De acuerdo a eso solicitarán un listado del volumen de alumnos que asistirán a clases en determinados días, que también dependerá con las infraestructura de los establecimientos.

Antes de la pandemia el horario pico del transporte público iba desde las 6.30 hasta las 9. La situación cambió porque primero se suspendieron las clases, luego se declaró el estado de aislamiento y se restringió el uso del colectivo para las personas exceptuadas. Ahora las unidades circulan con un cupo mínima de pasajeros.

Estamos planteando que no a todas las actividades se ingrese a las ocho de la mañana. Hablamos no solamente de las educativas, sino de las comerciales, administrativas, financieras, es decir, tratar de alguna manera de redistribuir en diferentes horas. Por una cuestión de bioseguridad y salud, planteamos redistribuir esa demanda. Entonces, si queda la actividad de administración pública a las ocho, el ingreso a clases a las nueve, las actividades comerciales y financieras a las 10... de alguna manera descomprimimos la hora pico”, detalló Mohr.