El hombre acusado de rociar con alcohol y prenderle fuego a su pareja en la localidad salteña de Hipólito Yrigoyen negó los hechos pero continuará detenido. Se confirmó además que había antecedentes de violencia de género y medidas cautelares dispuestas por el Juzgado de Primera Instancia de Violencia Familiar y de Género del distrito judicial Oran.

Jessica Natalia Morales, tiene 34 años y pelea por su vida. Desde el ataque está internada en el hospital público “San Vicente Paul” de Orán, a donde llegó derivada desde Hipólito Yrigoyen, y tiene quemaduras severas en la zona del tórax, cuello, rostro y piernas. Su pronóstico es reservado mientras su pareja, Javier Héctor Herrera, continúa detenido.

Herrera, de 49 años, fue imputado como autor del delito de tentativa de homicidio doblemente calificado de su pareja, Jessica Natalia Morales, en concurso real con el delito de desobediencia judicial. Esta última acusación se debe a que el hombre tenía antecedentes de violencia de género, es decir que la víctima lo había denunciado en anteriores oportunidades. Además existían medidas cautelares dispuestas por el Juzgado de Primera Instancia de Violencia Familiar y de Genero del distrito judicial Oran. Herrera, luego de conocer la imputación en su contra, prestó declaración y negó haber atentado contra su pareja.

La fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Orán a cargo de investigar este intento de femicidio, Claudia Carreras, solicitó al Juzgado de Garantías interviniente la prisión preventiva del imputado, mientras se da cumplimiento a las diversas medidas solicitadas para el esclarecimiento del hecho.