Por ahora la situación epidemiológica de Salta con respecto al coronavirus no es crítica en comparación a lo que sucede en otras provincias que están en alerta roja. Sin embargo, esto no significa que la población está libre de riesgo. Los casos aumentan día a día, y la disponibilidad de camas en las terapias intensivas de las clínicas privadas de la provincia es baja.

Días atrás, referentes de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Salta se reunieron con el titular del COE provincial, Francisco Aguilar, para ponerlo al tanto de su situación económica de cara a la segunda del COVID-19. Le plantearon que tienen problemas financieros y enfatizaron que el tratamiento de los pacientes con coronavirus es difícil de afrontar por el alto costo que tienen los medicamentos. Además remarcaron que las obras sociales no cubren la totalidad de los insumos.

“Los laboratorios que manejan la industria farmacológica son 20. Ellos ponen los precios. Ni las farmacias ni nosotros somos los formadores de precio de los medicamentos”, había manifestado el vocero de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Salta, Mariano Gutiérrez.

En un relevamiento realizado por FM Profesional muestra que la disponibilidad de camas en las terapias intensivas del sector privado es baja, y esta realidad preocupa porque son cada vez más las personas contagiadas. En informe detalla que no hay camas UTI en Cenesa, Santa Clara de Asís, Sanatorio El Carmen, Clínica La Merced, Sanatorio Modelo, Sanatorio El Parque y María de Urkupiña. En el Sanatorio San Roque, por ejemplo, todavía queda espacio.