Cynthia Guadalupe Flores fue condenada a seis meses de prisión luego de haber sido denunciada por usurpación de título y estafas, a quienes les brindaba supuestos servicios legales.

La denuncia la realizó una abogada, cuya matrícula está inhabilitada desde diciembre de 2020, en una comisaría de la ciudad de Orán, al tomar conocimiento de la actividad ilícita que habría estado desarrollando la acusada.

La mujer señalada ofreció sumas de dinero en concepto de reparación del daño ocasionado a las víctimas, siendo una de ellas, la profesional a la que usurpó la matrícula para operar.

A través de la investigación surge que Flores, de 34 años, sin poseer título habilitante para ejercer la profesión de Abogada solicitaba pagos por adelantado para tareas como representación en juicios, poderes para actuar en nombre de sus clientes y emitió comprobantes de pago.

Además, la mujer utilizó las redes sociales y se presentó en diferentes medios de comunicación locales para promocionar su actividad como profesional del Derecho.

Luego de recibir la confesión de la acusada, la jueza Claudia Puertas le impuso el cumplimento de una pena de seis meses de prisión de ejecución condicional y el cumplimiento de reglas de conducta.

También se acordó el pago de una suma de dinero a las damnificadas en concepto de reparación del daño.