Un nuevo caso de phishing por WhatsApp le hizo perder 300 mil pesos a dos mujeres por una supuesta compra de dólares. Es el caso de Graciela y Eliana que, engañadas por un delincuente, creyeron que estaban ayudando a una amiga instalada en España.

//Mirá también: Derrumbe en Miami: la nena hallada sin vida por su padre bombero es hija de una argentina

La pandemia trajo, junto con los avances de la tecnología, nuevas formas de estafa. Esta nueva modalidad consistió en robarle la identidad a Lorena M y enviarle mensajes a todos sus contactos.

Después de un breve intercambio, los estafadores pedían dinero para una supuesta tía enferma y ofrecían cambio de dólares para que se concrete una transferencia.

Sin querer y desde la total confianza, Eliana le consultaba a su “amiga” por su vida en España, dándole así más información y margen de maniobra a los delincuentes, que habían accedido a todos los datos de su amiga. Llegado el momento, la falsa Lorena ofrecía la cuenta de “su tía” para realizar la transacción y pactaba la entrega de los billetes norteamericanos, algo que nunca sucedería.

//Mirá también: L-Gante confesó que no tuvo la notebook del Gobierno en la escuela: “La cambié por un celular”

“Le transferí casi 50.000 pesos. A las dos horas, Lorena, la verdadera, que había descubierto que le habían robado los datos me escribe diciéndome que estaban estafando a sus contactos”, contó Eliana a Clarín.

Lorena advirtió de la estafa a sus conocidos mediante su cuenta de Instagram.(Instagram/captura)

“Le pasamos los pesos desde dos cuentas. Y ahí desapareció”, relató Graciela. Había transferido un total de 243.000 pesos para obtener 1500 dólares.

La pandemia de las estafas

Durante el 2020, el uso de la tecnología aumentó y también los engaños y estafas cada vez más sofisticados. Desde transacciones de compraventa donde una de las partes no recibe lo acordado hasta comprobantes de transferencia apócrifos.

El último año, el uso del efectivo bajó y las transferencias son cada vez el método más utilizado.

En Argentina, más del 60% de los delitos informáticos de los últimos 5 años ocurrieron en 2020, lo que hizo aumentar la seguridad y las advertencias de todas las entidades bancarias para con sus clientes.

“La víctima deposita los pesos en una cuenta pero los dólares, a los que se comprometen a entregar en persona, nunca aparecen”, le confirmó a Clarín el subcomisario Maximiliano Méndez, de la Dirección de Delitos Informáticos de la Policía de la Ciudad.