Un insólito hecho ocurrió en la ciudad de Santa Fe, donde un delincuente salió a robar con su hija de cinco años, y antes de huir, abandonó a la menor que quedó al cuidado de la propia víctima.

//Mirá también: Fiscalía cuestionó el fallo de la Corte: “Menoscaba la independencia”

El episodio tuvo lugar en las inmediaciones del barrio El Pozo, donde vive Irina que regresaba de trabajar. De repente aparecieron dos hombres en moto que comenzaron a observarla. Uno de ellos bajó del rodado con un palo.

Al percatarse del intento de asalto, la joven comenzó a correr a los gritos, hasta que fue alcanzada por el delincuente que la tiró al piso, la arrastró y la apaleó, exigiéndole que entregara sus pertenencias. La víctima se resistió, y se armó tal alboroto que una vecina salió de su casa, vio la escena y llamó a la policía.

El cómplice del ladrón se asustó, dejó a la nena, tiró la moto y se fue corriendo, mientras que el agresor también escapó sin haber podido robar nada y abandonando a su propia hija. Golpeada, Irina se quedó con la chiquita hasta que llegó la policía y la ambulancia.

//Mirá también: Detuvieron a un joven por estar tomando mate mientras caminaba por una plaza de Santa Fe

La menor fue trasladada a una comisaría, donde tres horas después fue pasada a retirar por su madre, quien alegó que su ex pareja, y padre de la nena, le mintió para llevársela y cometer el asalto.