El programa del Gobierno Nacional busca brindar asistencia económica durante la pandemia que vuelve a paralizar al país.


Debido a la pandemia que tiene en vilo al mundo, el coronavirus, las actividades económicas de una gran cantidad de habitantes del país se vieron duramente afectadas, en especial trabajadores operarios independientes, jornaleros, trabajadores informales y monotributistas en general.

Según trascendió, en la provincia de Salta cerca de 322 mil personas fueron beneficiarias del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) en la provincia de Salta.

“Está previsto que se incorporen otros 22.000 salteños en el segundo periodo de pago”, informó Ariel Maciel, coordinador regional del Anses.

Por otra parte, aseguraron que la Administración Nacional de Seguridad Social beneficia a 195.104 jubilados y pensionados salteños, 91.122 beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, 68.463 pensionados no contributivos y otros planes que buscan auxiliar a las personas más complicadas económicamente en general.

“ANSeS incrementó sus funciones originales, del área previsional y de los trabajadores en actividad, para convertirse en un instrumento de políticas sociales y de asistencia para poder llegar a los más vulnerables, a la industria, el comercio y las PymES, que se vieron afectados por la paralización de actividades a raíz de la pandemia” dijo el jefe regional de Anses, Jesús Salim.

Sobre las reiteradas quejas por la pobre atención del organismo durante el aislamiento social obligatorio, comentaron que hay más de 3500 personas con turnos reprogramados ante la reapertura de oficinas, por lo que se implementará una nueva modalidad para el otorgamiento de los mismos.

La idea buscará evitar las largas filas fuera de las oficinas, y programar la atención para la espera de un máximo de 10 minutos dentro de las sucursales.




Comentarios