Aseguró durante el juicio el único imputado por el femicidio de Cintia Fernández en 2011.


En el primer día del juicio por el femicidio de Cintia Fernández declaró el único imputado, Mario Condorí, quien insistió en su inocencia. “Yo no maté a Cintia y no tuve nada que ver”, manifestó frente al Tribunal. 

Antes de declarar Condorí solicitó que la mamá de la víctima, Ana Fernández, se retire de la sala. Luego contó detalles de la relación que lo unía a la joven y sus actividades los días previos al homicidio. 

Dijo que se separó en buenos términos de Cintia el 18 de abril de 2011 y que desde ese día no volvió a verla aunque mantenían contacto telefónico por unas pertenencias que tenían que devolverse. 

Aseguró que llegó a la escena del crimen ante el llamado de la madre de Cintia y que nunca pudo ver su cuerpo ya que el personal policial interviniente se lo impidió.

Dijo finalmente que desconoce que pudo haber pasado con su ex novia y que tiene la esperanza de que pueda esclarecerse.

Cinthia Fernández fue asesinada en abril de 2011 (Web)






Comentarios