El llamado Operativo Abrigo se extenderá hasta la culminación de la temporada fría.


En estos meses en que empieza el frío, con los precios de las tarifas del gas y la electricidad tan altos, comienzan a sentirse las bajas temperaturas en los hogares de todos los salteños.

Pero esto no es nada comparado con lo que se siente dormir al intemperie, con nada más que un cartón para aislarse del piso helado y unas viejas mantas para protegerse del viento. En estas últimas dos madrugadas, la temperatura mínima registrada en la capital salteña fue de 4ºC, y en este contexto es que se desarrolla el “Operativo Abrigo”, impulsado desde la Policía de Salta.

El trabajo consiste en asistir a las personas que no cuentan con un espacio físico para resguardarse de las crueles condiciones climáticas nocturnas que se sienten en la ciudad y alrededores.

En este marco, la policía localiza a las personas y las traslada voluntariamente a un centro especializado donde reciben atención médica, espacio para bañarse, ropa, abrigo, alimento y un lugar de descanso todos los días de 21 a 9 en las sedes del barrio Castañares y Villa Palacios.

El trabajo inició a finales del mes de abril y desde entonces ya se brindaron 114 asistencias.






Comentarios