El conflicto en los puertos del Gran Rosario se agrava y los gremios nucleados en la Intersindical Marítima Portuaria y Afines del Cordón Industrial (Impaci) se sumarán al paro que recibidores de granos y aceiteros extenderán el miércoles y jueves.

La medida de acción directa se realiza en solidaridad en solidaridad con la lucha llevada adelante por el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu), el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo y la Unión Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (Urgara), como así también por el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (Soea) y la Federación Aceitera y Desmotadora de Algodón (FTCIODyARA).

El paro se lleva adelante ante negativa de las empresas del sector y de las cámaras que las nuclean de avanzar en una negociación que recomponga los salarios, según precisaron fuentes sindicales. Cabe recordar que el paro de aceiteros y recibidores de granos ya lleva casi dos semanas.

Con la adhesión de Impaci, se suman al paro el Centro de Patrones y Oficiales de Pesca y de Cabotaje Marítimo; Sindicato Encargados Apuntadores Marítimos de la República Argentina (Seamara); Unión de Recibidores de Granos de la República Argentina (Urgara); Sindicato Único de Serenos de Buques (SUSB).

También se suman el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu); Sindicato Unido de Trabajadores de la Vigilancia Privada (Sutravip); Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (Supa) de San Lorenzo; Carga y Descarga; Asociación del Personal Jerárquico y Profesional de la Marina Mercante (Ajepromm) y la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA),

Una huelga iniciada hace 13 días por tres sindicatos afecta la carga y descarga en los puertos agroexportadores argentinos, donde más de un centenar de barcos están fondeados a la espera de una resolución del conflicto. “Al día de hoy (martes) hay más de cien barcos fondeados porque la huelga paralizó la actividad en 22 terminales de carga”, dijo a la AFP Juan Peralta, portavoz de la Unión de Recibidores de Granos y Anexos (Urgara).

La huelga de unos 12.000 trabajadores, iniciada el 9 de diciembre, también afectó las actividades en las plantas aceiteras después de que las negociaciones con las patronales se empantanaran la semana pasada.