A partir de este viernes se ampliará la prohibición de circulación nocturna y cambiará el horario comercial en Rosario, entre otras medidas. A la hora de explicar el alcance de las medidas, el intendente Pablo Javkin propuso: “Blindemos abril y mayo de una manera que busca preservar muchas más actividades”.

//Mirá también: Cambia el horario de comercios en Rosario para evitar aglomeraciones

El titular del Palacio de los Leones destacó que viene mejorando el ritmo de la campaña de vacunación y ya atendieron al 59% de las personas de 60 años o más. Al respecto, recordó que la primera semana del mes que viene esperan tener a 220.000 habitantes inoculados con la primera dosis, lo que representa casi un tercio de la población objetivo.

“Ahora el esfuerzo tiene una ventana de salida mucho más cercana”, manifestó el funcionario en cuanto a la importancia de cumplir la nueva normativa mientras avanza la inoculación. En sentido, anticipo: “Si lo hacemos bien, vamos a evitar medidas más duras”.

//Mirá también: La ocupación de camas críticas privadas en Rosario llegó al 99%

A la hora de repasar la situación del sistema sanitario y el plan de contingencia de la Municipalidad, Javkin advirtió que muchas camas están ocupadas por víctimas de hechos de violencia y accidentes. En base a los datos recabados desde que se aplicó la primera prohibición de circulación nocturna a partir de la medianoche, señaló que bajaron las internaciones por siniestros viales. En el caso de los heridos por arma de fuego o arma blanca, expresó: “Aspiramos a que los controles nocturnos mejoren la seguridad”.

El intendente aseveró que “las decisiones están tomadas en base a lo que indica la evidencia”, no sólo lo que respecta a lo sanitario. No obstante, reiteró: “No queremos persianas bajas y empleos perdidos, queremos sobre todo cuidar a los chicos en la escuela”.

Por otro lado el ex diputado nacional dio su mirada política sobre la situación actual y manifestó que “el virus no tiene opiniones en redes sociales, contagia, avanza y eso ocupa camas en un sistema sanitario”. A continuación, concluyó: “Acá no sirve gritar, descalificar al otro o pelearnos entre dirigentes. Lo que sirve es tomar las medidas más razonables para lograr ese objetivo”.