El exgobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, continúa internado atravesando un cuadro crítico como consecuencia del coronavirus pero el el último parte médico emitido este lunes desde el sanatorio de Rosario se detalla que “permaneció estable en las últimas 24 horas”.

//Mirá también: Santa Fe anunció mayores restricciones en Rosario: sin clases presenciales

Al mismo tiempo, informaron que “responde a las medidas terapéuticas implementadas por el equipo médico tratante”. Vale recordar que Lifschitz comunicó que dio positivo de COVID-19 el pasado 11 de abril, pero hace dos semanas está internado ya se le hizo un chequeo y los resultados no eran los esperados.

Además, detallaron que “presentó leves signos de evolución, en el marco de un cuadro crítico y cambiante, por un compromiso pulonar a causa del COVID-19 que atraviesa”. Es decir que el Presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe “continúa internado en sala de cuidados intensivos, con las mismas estrategias clínicas, contando con el apoyo de asistencia mecánica respiratoria y todos los soportes médicos correspondientes”.

//Mirá también: El promedio de edad de los pacientes en terapia intensiva es de 46 años en Santa Fe

Lifschitz tiene 65 años y aún no recibió la vacuna correspondiente, al ser consultado en el mes de febrero el dirigente socialista fue claro: sostuvo que recibiría su dosis “cuando toque y corresponda”.