Pese a la muerte de su máximo exponente, Miguel Lifschitz, y a los tironeos de la UCR y del Pro, el Partido Socialista (PS) santafesino ratificó su pertenencia al Frente Progresista, negándose a integrar un frente antiperonista.

//Mirá también: Mario Barletta quiere ser candidato a senador nacional y convocó al socialismo

La decisión fue adoptada durante una serie de encuentros virtuales realizados entre martes y miércoles, en los que participaron más de mil dirigentes, en la previa al Congreso Extraordinario provincial que tendrá lugar el próximo viernes.

“Estamos convencidos que la mejor herramienta para llevar soluciones a la ciudadanía es seguir construyendo un frente progresista programático con los partidos políticos y organizaciones sociales con los que venimos transitando el mismo camino desde hace décadas”, sostuvieron desde este espacio partidario mediante un comunicado.

De esta manera rechazaron la conformación de un “frente de frentes” para enfrentar en las elecciones al Frente de Todos, tal como pretendía buena parte de sus socios radicales, cada vez más ligados al macrismo. A su vez, desde el PS agregaron que buscarán “ampliar a más sectores que compartan los mismos objetivos y valores que encarnamos”.

//Mirá también: En una sesión marcada por el homenaje a Lifschitz, Farías asumió la presidencia de Diputados

Más allá de eso, destacaron que el reciente fallecimiento de Lifschitz representa para los socialistas una pérdida humana enorme, y que también se siente por su “innegable liderazgo político”. En este sentido, manifestaron que “desde el dolor por su inesperada y pronta partida, es que ratificamos nuestro compromiso con su legado y el de Hermes Binner para seguir trabajando por un proyecto político que lleve a la realidad los sueños y las necesidades de cada santafesino y santafesina, como lo hicimos con los gobiernos del Frente Progresista desde 2007 a 2019”, afirmaron.