El presidente de Aguas Santafesinas S. A. (Assa), Hugo Morzán, confirmó este lunes una inversión de 170 millones de pesos por la bajante del río Paraná. Se trata de fondos asignados en el marco de la reciente declaración de la emergencia hídrica nacional ante la crisis ambiental.

//Mirá también: Declararon la emergencia hídrica por la histórica bajante del río Paraná

El directivo de la compañía anticipó que el dinero será destinado a instalar dos bombas suplementarias para garantizar el funcionamiento de la planta potabilizadora de Rosario. Asimismo adelantó que cambiarán una de las máquinas más grandes en ese lugar para anticiparse a la temporada de verano.

Morzán comentó que el plan de reformas por la bajante incluye adaptaciones y obras en otras ciudades costeras que tiene la empresa. Algunas de estas medidas ya estaban en carpeta la semana anterior, cuando se anunció la creación de una comisión de seguimiento permanente de la bajante del Paraná.

//Mirá también: El río Paraná en Santa Fe está en el nivel más bajo de los últimos 52 años

Respecto del alcance del decreto presidencial, el titular de Assa indicó que la declaración de la emergencia hídrica habilita asistencia crediticia e impositiva. El objetivo es maximizar los recursos disponibles para paliar el efecto de la caída del nivel del río.

La puesta en marcha de las obras en Rosario se anunció después de un fin de semana marcado por un derrumbe parcial en el Parque de España. Allí cedieron estructuras viejas y actualmente se evalúa el riesgo estructural para el anfiteatro, el auditorio Príncipe de Asturias y el colegio.