A un mes de la vuelta a la competencia en torneos oficiales, Rosario Central no planea reforzarse a menos que cierre alguna venta importante. Desde el club enfatizaron que la llegada de nuevos jugadores está atada a una oferta por “una cifra que sea imposible de rechazar”.

//Mirá también: Rosario Central volvió a meter 4 goles en un primer tiempo después de 18 años

El objetivo principal en Arroyito antes del comienzo de la pretemporada es mantener la base con el entrenador Cristian González al frente. El primer partido en agenda es la ida de octavos de final de Copa Sudamericana ante Deportivo Táchira, programada para el jueves 15 de julio.

Directivos auriazules fueron tajantes en cuanto al diagnóstico de cara a la primera práctica convocada para este miércoles. “Si no hay un ingreso importante, vamos a quedarnos con el plantel que está bien armado”, respondieron ante la consulta de Télam.

//Mirá también: Rosario Central evalúa repatriar a Federico Carrizo para reforzarse

De momento, la Academia no tiene propuestas firmes, aunque en México hay rumores de un interés por el delantero Luca Martínez Dupuy, nacido en ese país. También podría surgir una oferta de Independiente por el defensor Nicolás Ferreyra, que tiene contrato hasta diciembre con opción de compra.

Por otra parte, los jugadores apuntados por el club en caso de necesitar salir al mercado son el mediocampista Jesús Soraire (Arsenal) y el colombiano Jonathan Copete, de Santos de Brasil.