A pesar de que ya era tarde, la memoria canalla se encendió este jueves a la medianoche con la arrolladora victoria sobre Huachipato por Copa Sudamericana. La última vez que Rosario Central metió cuatro goles en un primer tiempo fue hace casi 18 años, cuando cerró el Torneo Clausura 2003 ante Boca.

//Mirá también: Rosario Central aplastó 5 a 0 a Huachipato y quedó puntero de su grupo en la Sudamericana

Aquel partido disputado en el Gigante de Arroyito terminó 7 a 2 a favor del equipo que dirigía Miguel Ángel Russo. Enfrente estaban los juveniles xeneizes, ya que el plantel que encabezaba Carlos Bianchi estaba festejando la reciente obtención de la Copa Libertadores.

Aquella tarde del 6 de julio de 2003, Luciano Figueroa fue la figura absoluta con cinco tantos convertidos. Con esa actuación, “Lucho” se consagró goleador del torneo, aunque hubo otros jugadores que ahora se dieron el gusto de ver otra performance similar de la Academia como integrantes del cuerpo técnico.

//Mirá también: En parapente tiraron panfletos del clásico rosarino mientras jugaba Newell’s

Dos futbolistas que estuvieron en cancha de Central hace 18 años también dijeron presente este miércoles en el Estadio Florencio Sola. Por un lado está Horacio Carbonari, uno de los ayudantes del entrenador Cristian González en el cuerpo técnico. “Petaco” fue titular ese domingo y ahora estuvo en el banco.

El equipo de Russo se floreó ante los juveniles de Boca en el final del Clausura 2003.DYN

Por otra parte, Hernán Castellano también fue testigo directo de ambas goleadas. El “Rifle” fue suplente de Julio César Gaona aquel domingo y actualmente trabaja como entrenador de arqueros del Canalla.

Con este resultados ante Huachipato, Central sumó su segundo triunfo consecutivo en Copa Sudamericana luego de la victoria ante San Lorenzo. Así pasó a ser líder de su grupo y tiene muchísimas chances de clasificar a la próxima fase.