En paralelo con el encuentro político liderado por el intendente Pablo Javkin en el Salón Metropolitano, Agustín Rossi encabezó este sábado en Rosario un acto peronista para “movilizar la militancia”. De cara a las elecciones 2023, ratificó la pertenencia de su espacio al Frente de Todos y contó con el apoyo de varios funcionarios nacionales.

Ministros e intelectuales ligados al oficialismo fueron al Mercado del Patio entre unas dos mil personas. También dijo presente el diputado provincial Leandro Busatto, que quiere ser precandidato a gobernador como referente del “Chivo”.

Derrotado en las primarias de 2021 luego de la renuncia en el gabinete del presidente Alberto Fernández, Rossi afirmó: “Podemos tener diferencias, pero tenemos muchas más diferencias con los otros”. A continuación, apeló a la “potencia electoral” del peronismo “para que en 2023 no vuelva a gobernar el neoliberalismo en Argentina”.

El ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, Jorge Ferraresi, se sumó al acto de la Corriente Nacional de la Militancia junto con su par de Desarrollo Social, Juan Zabaleta. El titular de la cartera de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, participó por videoconferencia.

Por otra parte, el encuentro contó con la presencia de la secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra, y la responsable de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca.

El desafío: “Lograr que los argentinos vivan mejor”

“No es momento de especular, es momento de apretar los dientes e ir para adelante porque hay esperanzas”, afirmó Zabaleta durante su intervención. En cuanto a la expectativa de un triunfo en 2023, consideró que el “desafío” es lograr este año que “los argentinos vivan mejor”.

Por otro lado, Ferraresi consideró que el Frente de Todos debe alcanzar una “unidad concreta”. En esa línea, destacó que debe “recuperar la convicción” de construir un gobierno con proyección para las próximas elecciones.

Rossi reunió a dirigentes nacionales y provinciales en la Cuna de la Bandera. Foto: @rossiagustinok

“Podemos discutir, yo creo que no hay una sola salida para los problemas, y hemos cometido errores. Pero no se puede identificar una sola medida del Gobierno nacional que haya ido en contra de la producción y el trabajo argentinos”, subrayó Todesca desde su lugar.

En tanto, Kulfas admitió que Argentina atraviesa un “momento difícil”. En este sentido, aseveró que “el camino es el de la producción y el trabajo nacional con criterio de equidad distributiva y justicia social”.

“Lo que viene, si no lo hacemos nosotros, es una derecha recargada; vienen a desarticular el Estado, a terminar con sus herramientas y debilitar aún más el Estado para que no pueda intervenir y el mercado mande siempre”, advirtió Ibarra. Luego vaticinó que una derrota del Frente de Todos implica la derrota de “la política, del Estado y del pueblo argentino”.