En consonancia con lo que ya habían expresado desde el Gobierno de Alberto Fernández, la vicejefa de Gabinete Cecilia Todesca aseguró el domingo que en Argentina no habrá una devaluación.

Para Todesca, devaluar la moneda y quitar los controles cambiarios es propio del modelo económico de Mauricio Macri y "eso no funcionó".

"La pregunta es: ¿cuál es el problema que la devaluación vendría a resolver? Lo que tenemos bien documentado es que las devaluaciones son contractivas", dijo Todesca en C5N.

Según lo expuesto por Todesca, una eventual devaluación impactaría en los precios, que a su vez afectarían el poder de compra de salarios y jubilaciones, y finalmente caería la demanda.

"La Argentina puede funcionar con este tipo de cambio" que está "relativamente bien", consideró la segunda de Santiago Cafiero.

Entre otras definiciones, Todesca aseguró que no sería necesario devaluar porque no hay pagos importantes que se avecinen, y porque "sería difícil que se produzca un shock de exportaciones" solo por la depreciación del peso y en este contexto internacional.

Además, dijo que hay un incremento en las importaciones porque la economía real "está dando indicios de recuperación".

Finalmente sostuvo que "el tipo de cambio no está frenado", ya que están haciendo "pequeños deslizamientos que acompañan más o menos la inflación". "No usamos el tipo de cambio como un ancla", aclaró.

"Liquidás la brecha cambiaria si devaluás y si sacás todos los controles y si sacás todos los controles, eso es Macri que tampoco funcionó. Fueron 20 meses sin regulación en el mercado cambiario en la Argentina y no solo retomó niveles de endeudamiento que hacía años que no veías, sino que tuvo que terminar pidiéndole plata al FMI porque generó una crisis de balanza de pagos".​