El Tribunal Oral en lo Criminal Federal 2 de Rosario condenó a 15 miembros de una banda narco que tenía como particularidad la utilización de autos de alta gama como “garantía” para la compra de estupefacientes que comerciaba la ciudad.

La investigación, que derivó en la sentencia de hoy se inició en 2018 como desprendimiento de una causa llamada “Los Patrones”, la primera que condenó a parte de la banda de Los Monos por el delito de tráfico de drogas.

Uno de los miembros de la organización condenada este martes, considerado el financista del comercio de drogas que se vendían en distintos puntos de Rosario, fue detenido en julio de 2018 en un Audi A3, con armas y 40 mil dólares en efectivo.

El tribunal, integrado por los jueces Osvaldo Facciano, Eugenio Martínez y Otmar Paulucci, condenó a Leandro Burgos, el financista de la banda, a 15 años de prisión como había solicitado en su alegato el fiscal Federico Reynares Solari.

A la vez, sentenció a la pena de 10 años y 6 meses de cárcel a un hombre identificado como Maximiliano Reynoso, uno de los organizadores del tráfico de estupefacientes junto a José Martín Almaraz, condenado a 10 años y declarado reincidente. El fallo también consideró como organizador del tráfico de drogas al imputado Daniel Alarcón, condenado a 10 años; así como a David Cocuzza, pero a la pena de 8 años y 6 meses de encierro.

Según la investigación, que estuvo a cargo de la Policía Federal, Reynoso era quien organizaba la venta de drogas y conseguía dinero por intermedio de Burgos para pagar el material estupefaciente. Este último, además, tenía distintos puntos de venta a su cargo, entre ellos uno ubicado en Tarragona 1144 Bis -llamado “búnker del medio”-, que era administrado por su madre, Ramona Figueroa, quien fue condenada hoy a 7 años de cárcel.

Una de las operaciones concretas que se ventiló en el juicio mostró que el financista Burgos aportó en “garantía” una camioneta BMW X6 para conseguir los estupefacientes, que quedó en manos de Reynoso.

“Después Reynoso le aviso a Almaraz para que la retire. Almaraz la retira y se la lleva a su domicilio en Funes, a la espera del proveedor Alarcón, quien arribó luego, de acuerdo con actividades documentadas por la Policía Federal Argentina a partir de las escuchas directas”, explicó el fiscal Reynares Solari, para agregar que “este manejo con vehículos de alta gama se repitió en varias oportunidades”.