El Ministerio de Seguridad de la Nación de la Nación confirmó este jueves el hallazgo de 175 kilogramos de cocaína en Juan Bernabé Molina. Se trata del segundo secuestro de estupefacientes en cuatro días en la misma zona rural del sur de Santa Fe, muy cerca del límite con la provincia de Buenos Aires.

El primer operativo que dio paso a una causa sobre narcotráfico ocurrió el domingo, cuando un grupo de personas fue a cazar a un campo y se topó con droga valuada en 420.000 dólares. En esta oportunidad no se trató de un descubrimiento casual sino de un rastrillaje aéreo entre el pueblo del departamento Constitución y la localidad de Conesa.

Gendarmería Nacional hizo un rastrillaje en helicóptero sobre un campo de Juan Bernabé Molina, donde encontraron 175 kilogramos de cocaína. Foto: Ministerio de Seguridad de la Nación

Con el apoyo de personal en helicóptero, las fuerzas federales se dedicaron a recorrer el lugar a pie y encontraron dos bolsas azules de arpillera. Los escuadrones convocados retiraron panes fraccionados de su interior. Luego del pesaje y los test de rigor, concluyeron que había 175,824 kilos de cocaína.

Fuentes oficiales informaron que el operativo comenzó el miércoles a primera hora a partir de la investigación y el seguimiento coordinado con intervención de la Procuraduría de Narcocriminalidad. La primera hipótesis en la causa es que la droga estaba destinada al consumo en Rosario.

Además del despliegue aéreo, Gendarmería utilizó una perra detectora de narcóticos para rastrear el cargamento abandonado. Con la ayuda de “Grettel”, lograron dar con 168 paquetes de material estupefaciente compactado.