Fue testigo de una balacera a una concesionaria de Rosario mientras esperaba el colectivo, intentó salir corriendo pero el susto fue tan grande que murió de un infarto en el lugar. El dueño del local detalló que hace dos meses le piden 25 mil dólares para “protección”.

//Mirá también: Motociclistas balearon una casa en Fisherton Norte y mataron a una mujer

El incidente se produjo en un local ubicado en Rondeau al 4100 este domingo por la noche, según detalla Radio 2. En medio de los disparos la mujer de unos 60 años, quiso alejarse de la escena por miedo pero murió de un paro cardíaco. El dueño del comercio detalló que le piden 25 mil dólares para asegurar la zona: “Es mucho dinero que no puedo pagar a alguien que no sé quién es”.

En total fueron nueve los disparos que dieron en la vidriera y autos que estaban en la concesionaria de Omar Velázquez. El hombre dijo que hace dos meses que recibe amenazas: le exigen que pague a cambio de protección aunque los autores del pedido no se identificaron pero que dicen ser parte de diferentes bandas criminales de Rosario.

La protección la ofrecen ellos, esto ya pasaba hace 150 años atrás con la mafia en Estados Unidos y ahora pasa acá, hemos retrocedido de manera increíble”, sostuvo y detalló que ya hizo la denuncia correspondiente pero que las autoridades aún no identificaron a nadie.