Mauricio Gallo invitó a otros industriales a sumarse al proyecto para equipar a su ciudad y a la región.


Un empresario metalúrgico de Firmat propuso a la Cámara de Industria local la creación de un equipo de trabajo para fabricar respiradores artificiales a bajo costo como un aporte frente a la pandemia de coronavirus. La iniciativa se suma a otras dos lanzadas en los últimos días en Rosario para mejorar la infraestructura y prevenir el colapso del sistema sanitario.

Ante la propagación de la enfermedad, Mauricio Gallo envió una nota a sus pares del sector con el objetivo de avanzar en la búsqueda de una alternativa para fortalecer los centros de salud del departamento General López.

“No podemos quedarnos de brazos cruzados, el coronavirus avanza y de acá a tres meses, tenemos que tener cubierta la atención de una importante cantidad de pacientes”, le dijo el autor de la iniciativa a Télam.

Sobre el impacto de la propagación del COVID-19 a nivel mundial, el metalúrgico planteó: “La ciencia nos está diciendo que el 5% de los afectados deberán utilizar respiradores“.

El empresario aseguró que Firmat tiene “capacidad de sobra para fabricar algún tipo de respirador artificial y hay herramientas y profesionales para hacerlo”.

“Ya nos pusimos en contacto con biomédicos, un terapista y un diseñador industrial. La idea es que hacer un respirador artificial replicable, que lo podamos hacer acá con componentes elementales”, especificó Gallo.

Luego el empresario señaló que en la ciudad hay unas 20.000 personas y el Samco local tiene cuatro aparatos, de los cuales uno está fuera de servicio. “Es el que desarmamos para copiar su diseño“, explicó sobre la puesta en marcha del proyecto.

“En Firmat necesitamos más o menos unas 150 unidades crónicas y unas 7.000 ambulatorias. Con eso estaríamos cubiertos”, añadió el metalúrgico, quien está al frente de un taller de más de 30 años de trayectoria en el sur santafesino.




Comentarios