Tras una larga lucha contra la leucemia, un pequeño de Santa Cruz recibió el alta

Bautista Andrade superó la leucemia.
Bautista Andrade superó la leucemia. Foto: La Opinión Austral

El niño de 10 años terminó con quimioterapia y su familia compartió varias fotos del festejo.

Luego de casi 8 meses batallando contra la leucemia, Bautista Andrade salió vencedor. El niño de 10 años es oriundo de Río Gallegos, pero debió ser derivado a Buenos Aires en marzo de este año para su tratamiento, el cual finalmente dio sus frutos.

El joven fue diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda tipo B y atravesó momentos de mucha desesperación en donde su vida se puso en juego. El 6 de octubre fue operado, pero en medio de la recuperación se agarró una neumonía.

Su cuadro se agravó y fue derivado a terapia intensiva. Frente a este panorama, sus padres decidieron difundir el caso del pequeño a través de las redes sociales y llamaron a la solidaridad de las personas: les pidieron una cadena de oración.

Bautista venció la leucemia, que es el cáncer de los tejidos que conforman la sangre.
Bautista venció la leucemia, que es el cáncer de los tejidos que conforman la sangre. Foto: La Opinión Austral

En base a lo que detalló La Opinión Austral, el santacruceño dio una gran e intensa batalla por 53 días, hasta que llegó la esperada noticia: finalmente había terminado con la quimioterapia endovenosa, y sólo faltaba iniciar el mantenimiento.

Bautista superó la leucemia: la alegría de su familia, médicos y enfermeros

El pasado miércoles 23 de noviembre los médicos se dirigieron hacia la familia de Bautista y les dijeron que su hijo estaba en buen camino. Recibió el alta ambulatorio y decidió celebrarlo junto a los médicos y enfermeros que lo acompañaron todo este tiempo.

La emoción no pudo ser contenida, y como compartieron cada recaída que tuvo, también difundieron este logro. “La peleó con todas las fuerzas esta última recaída”, aseguró Mauricio, padre del muchacho.

Ganó felicitaciones y celebró no sólo con su familia, sino también con el personal de salud, incluyendo a psicólogos que lo acompañaron a él y a sus padres en esta batalla. En un cartel enorme que le prepararon, le escribieron: “Soy un gladiador, gracias a todos”.

Temas Relacionados