En Tribunales de Río Cuarto darán inicio a un juicio en el que se echará luz sobre una muerte ocurrida en un campo de Ranqueles, donde un productor perdió la vida al ser embestido por un toro, en un hecho que se presumía accidental.

Tras una investigación sobre este hecho sucedido en 2012, se llega a este proceso que pone en el banquillo a Javier Gallo, quien está imputado de “homicidio calificado”, por la muerte de Osvaldo Miranda, quien era su socio y con quien habría mantenido una disputa.

El juicio tendrá la modalidad de jurado popular y la fecha de inicio es el 29 de marzo, indicaron voceros de Tribunales riocuartenses al diario Puntal.

Originalmente, se caratuló el hecho como “muerte de etiología dudosa” porque pensó en un accidente de los muchos que ocurren en el campo, cuando Miranda quedó enredado en un lazo y fue arrastrado por un toro, por más de 200 metros en el campo.

Pero posteriores pericias modificaron el rumbo de la causa, con la aparición de algunos datos que llamaron la atención de los investigadores, quienes descubrieron que había una fuerte diferencia entre los socios, por un presunto faltante de animales en la hacienda que tenían en común.

Desde un primer momento, los familiares de Miranda han reclamado que se investigue al acusado: “como se ha ido demostrando, el hecho no fue un accidente”, dijeron y ahora esperan que la Justicia resuelva esta historia tras ocho años de incógnitas.