A cada hora, el escándalo del falso médico entrega nuevas y extravagantes aristas que moverían a risa de no ser por la gravedad del asunto, que salpica al Estado provincial y a la Municipalidad de Río Cuarto a la vez que se investiga qué alcance tuvo su delirante aventura en la muerte de un paciente.

A todo lo que se viene conociendo de Ignacio Martín se sumó este martes la denuncia de los propietarios del Hotel Menossi, donde este falso médico estuvo alojado y de donde se retiró debiendo dinero, según contó Martin Menossi, el dueño.

Martín se fue sin avisar y hasta dejó pertenencias que no regresó a buscar y que ahora están en poder de la Justicia, al término de un procedimiento que se realizó en el lugar, en busca de material probatorio.

El impostor estuvo en el hotel de manera permanente y alternada después entre el 1 de septiembre y el 22 de diciembre hasta que desapareció sin avisar, dejando cosas en la habitación, contó Menossi a Puntal AM.

“Lo único que deseo es que esto se aclare lo antes posible, para el bien de toda la gente de Río Cuarto. Lamentablemente ha perjudicado la imagen del Ministerio de Salud y de otra gente”, se preocupó.