El panorama tiende a complicarse en Río Cuarto, donde la segunda ola del coronavirus siembra preocupación y más ahora que las clínicas de la ciudad se han quedado sin camas disponibles y se hace difícil derivar pacientes a otras ciudades de la provincia.

//Mirá también: Córdoba: tiene covid, salió a manejar y les tosió en la cara a los policías

Ante este panorama, las autoridades del municipio y de las instituciones médicas públicas y privadas han coincidido en señalar que la situación es “extremadamente seria y grave” y apelan al sentido común de los vecinos para que traten de observar al máximo las medidas preventiva.

Uno de los encargados de trazar un panorama es Juan Bossio, director de la Clínica Regional del Sud, que advirtió que “las clínicas están llenas; cada institución siempre pone lo máximo pero estamos todos al borde de no poder hacer más nada. Lo que va a poder pasar es que va a haber gente que no se va a poder atender como corresponde. Es ahora que hay que cuidarse. Después va a ser tarde”, comentó en declaraciones a La Voz del Interior.

//Mirá también: El Gobierno de Córdoba firmó el acuerdo para la compra de un millón de dosis contra el COVID-19

“Vienen dos semanas muy complicadas para la ciudad y región”, anticipó y llamó a la colaboración a los intendentes de la zona “porque las camas y recursos humanos de Río Cuarto tienen un límite”, sostuvo.

Por su parte, Valeria Alaniz, vicedirectora del Hospital San Antonio de Padua y Coordinadora del COE Regional, enfatizó que “este es un pedido conjunto que se hace desde todos los sectores, para que los ciudadanos tomen conciencia y cumplan con las medidas dispuestas. Si no lo hacemos la situación será muy crítica. Ya estamos en un momento límite, buscando soluciones durante las 24 horas del día”, alertó.