Desde la Subsecretaría de Transporte del Chaco informaron en la mañana de este miércoles las regulaciones de dicha área que se enmarcan en las últimas medidas del Gobierno Provincial para mitigar el impacto de la pandemia, lo que incluye una ampliación en la capacidad del transporte de pasajeros y exigencias a la hora de ingresar al territorio local.

Respecto a la entrada a Chaco, precisaron que se deberá contar “con constancia de hisopado negativo o certificado de vacunación de al menos catorce (14) días previos de inoculación y Pasaporte Chaco”, y explicaron que los servicios de micros de media y larga distancia, al igual que los ‘puerta a puerta’ entre provincias, “continúan con sus frecuencias habituales, siendo obligatorio que los pasajeros cuenten con el Pasaporte Chaco y el uso de barbijos o tapabocas durante todo el viaje”.

Al respecto del transporte público de pasajeros, el servicio se mantendrá de 5:30 a 23:00 “con las frecuencias habituales” y se habilitará el 100% de ocupación en pasajeros sentados, dejando en claro que “no está permitido el traslado de pasajeros parados”. Además, indicaron que los viajeros deberán usar en forma “indispensable” barbijos o tapabocas y contar “obligatoriamente con el Pasaporte Chaco”.

Todas estas medidas cuadran dentro de la situación sanitaria que se vive a nivel nacional y que derivaron en la aplicación de diferentes medidas en Chaco que entraron en vigencia a partir del 21 de junio y hasta el 5 de julio inclusive, contempladas allí las planteadas desde el área de Transporte.