El Gobernador se refirió al lamentable caso de la menor que murió tras dar a luz a un bebé prematuro. 


El caso de la menor wichi de 13 años que murió tras dar a luz a un bebé prematuro en un hospital de Resistencia, al que ingresó con un cuadro de desnutrición, neumonía e infección, sigue provocando bronca e indignación.

El gobernador del Chaco, Domingo Peppo, hizo referencia al lamentable hecho y defendió la gestión provincial ante este tipo de casos. “Hay un equipo de Desarrollo Social que está trabajando en El Impenetrable y que está detectando muchos de estos casos que no tienen trascendencia en absoluto porque están en tratamiento”, aseguró.

Lamentablemente tienen impacto aquellos casos en los cuales fracasamos o llegamos tarde, como en este caso. Y eso es lamentable”, agregó, en declaraciones publicadas este viernes por Chaco Día por Día.

Hospital Julio C. Perrando de Resistencia, donde falleció la adolescente

El mandatario confirmó que la Justicia de Chaco iniciará una investigación por “abuso y abandono familiar”. “Entendemos que hay un contexto de abuso de la persona que después fallece. Y que hoy seguramente se buscarán responsabilidades en ese sentido”, sostuvo. Vale recordar que la adolescente quedó embarazada de un joven de 18 años.

Sobre la asistencia que se brinda en el Impenetrable, Peppo detalló: “Son parajes y lugares aislados donde en este caso no hubo ningún tipo de denuncia. Es importante que los promotores de Salud recorran y que las comunidades indígenas también vayan casa por casa para detectar estos temas”.

Hay 600 promotores indígenas que también se están capacitando continuamente y que son la relación directa con ese tipo de comunidades. Quizás falta algún tipo de recurso para que puedan recorrer en mejores condiciones”, completó.






Comentarios