Estaba internada hace un día, el bebé había fallecido ayer por la tarde. Nació de forma prematura extrema.


Murió la adolescente aborigen de 13 años que había ingresado al Hospital Perrando con un cuadro de desnutrición crónica y un embarazo de siete meses, después de pasar un día internada y tras la cesárea inducida por los médicos para intentar salvar la vida de ambos. El bebé que había nacido de forma prematura extremo pesaba menos de un kilo y falleció el martes pasado a las 18:00 horas.

La niña llegó al hospital derivada de urgencia del Castelli en estado crítico, de acuerdo con la directora del Perrando, Andrea Mayol ingresó con “la salud muy deteriorada y un cuadro de neumonía, anemia y desnutrición crónica“. Finalmente murió a las 15:30 horas tras una infección generalizada y un día de agonía.

El Ministerio de Desarrollo Social comunicó la situación a sus familiares el sábado pasado. Si bien, la adolescente estaba en pareja desde hace dos años con un joven de 19 años llegó sola en la ambulancia el viernes pasado a la medianoche. Según publicó Diario Chaco.






Comentarios