De acuerdo con el Ministerio de Seguridad esta decisión se tomó porque no informaron a la ministra antes de actuar.


Desde el Ministerio de Seguridad de la Nación resolvieron pasar a disponibilidad a la cúpula de la Subdelegación Roque Sáenz Peña de la Policía Federal Argentina, luego de los incidentes en el barrio Obrero que terminaron con la muerte de Ismael Ramirez.

La ministra del Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich tomó la decisión porque se enteró por los medios que la Federal estuvo interviniendo en los disturbios y no se le había informado para pedir autorización para actuar en el intento de saqueo.

Los agentes federales tenían la orden de recorrer la ciudad pero, al ver desbordada a la policía local en las inmediaciones del supermercado, donde sucedió una especie de batalla campal entre el dueño, los empleados y el grupo de 50 personas que intentaban ingresar por la fuerza. Prestaron colaboración y recién después de detener a 19 personas y dispersar al resto pudieron informar sobre lo sucedido. Para ese momento, la ministra ya había enterado por los medios de comunicación. Según publicó Diario Chaco.




Comentarios