El Jefe de Epidemiología de la Zona Salud se mostró muy "enojado" y "decepcionado" con la falta de resguardos vividos.


La ciudad de Rafaela cumple este martes 21 de julio, tres meses sin casos de coronavirus. Pero, al mismo tiempo, fue un día en donde  la ciudad no fue noticia por ello, sino por una fiesta en pleno centro de la ciudad. 

“Hoy es un mal día. Estamos muy decepcionados del comportamiento de los rafaelinos. Ayer (por el lunes)  fue un día epidemiológicamente para el olvido, por como se ha comportado la gente. Un enojo muy grande por la inconducta de la gente”, dijo el Jefe de Epidemiología de la Zona Salud, Dr. Roberto Vitaloni, en declaraciones a FM Galena.

Lo que lo molestó fue lo que se vio en los videos viralizados: “Encerrarse y hacer un trencito, bailando, en una confitería, en un día completamente evitable el festejo. Estar a las 2 de la mañana y dar intervención a la seguridad y que los agentes tengan que interrumpir en un lugar céntrico porque se había desmadrado todo”.

“Cerraron las ventanas y con llave. Se ven los videos haciendo trencito, olvidándose de que hay muchos cuadros graves de la pandemia que se originaron de esta manera. Ayer no debió reunirse nadie. Si lo querés a tu amigo, mandale un whastapp”, dijo Vitaloni y agregó: “a la gente no le está importando nada. Pero cuando aparezcan los pacientes, van a salir gritando. Los que estamos en salud, estamos muy decepcionados”.

“Una cosa es lo económico, trabajar, pero hubo reuniones multitudinarias, en lugares conocidos y no conocidos. Entonces, uno se plantea para qué sirve lo que hacemos, si total, a la gente no le importa. Está tentando a la llegada del virus. Si en esa multitud había algún asintomático, podemos tener un contagio masivo”, remarcó.

“El fin de semana podías ver gente en la calle, feria de artesanos, en heladerías… Una cosa es la cuarentena, la opresión, la depresión. Y otra cosa es el desconocimiento. Nadie puede desconocer. Hay que respetar al ciudadano, al familiar, a la persona mayor. Porque voy a ese baile, y después voy a mi casa, con mis hijos, con mis abuelitos”, dijo.

“No hay explicación para que alguien racional, con tiempos de pandemia, con el mayor índice de muertes del país, con Rosario y las ciudades de alrededor con una explosión de casos….”, sentenció.

“Es la primera vez que nos pasa una cosa como esta. Y algo que es a favor, nos juega en contra, porque la gente dice “hace 90 días que no tenemos casos, ¿qué puede pasar?” Esto que es un notición, que es una burbuja que Dios nos está dando, se pincha de un día para el otro”, completó.

“La sensación que uno tiene es de tristeza. Ojalá no pase nada. La gente no pensó lo que estaba haciendo. A mi lo que me preocupa es la inconducta. Hoy a esa gente, tenemos que pedirle que esté muy atento a sus síntomas, porque estamos ante la posibilidad de una propagación de casos de coronavirus” y completó el panorama diciendo: “Un  caso se vincula con 4 personas. Entonces, son 5 las contagiadas. En este caso, si contamos todos los que estaban en la fiesta, tenemos 100 personas aisladas”.

“Es una falta de respeto al otro lo que han hecho, a la gente que se cuidó. Desbarataron todo en una noche, diciendo que eran amigos”, cerró.




Comentarios