Con los votos de los concejales de Juntos por el Cambio y el GEN, el Concejo Deliberante aprobó por mayoría el proyecto de Resolución por el que se rechaza y expresa preocupación por la decisión del gobernador Axel Kicillof de otorgar subsidios mensuales de hasta 50 mil pesos para desalentar la toma de tierras. Los bloques del Frente de Todos y Bien Común no acompañaron la iniciativa de los ediles oficialistas.

La concejal Natalia García Luna al respecto expresó: " La utilización que pretende darse a este tipo de subsidios y que fuera promocionada para desincentivar las ocupaciones ilegales, atenta contra la propiedad privada de millones de bonaerenses. Sin reglas claras ni criterios específicos, lejos de solucionar el problema habitacional, genera distorsión de valores, preocupación en la gente e inequidades respecto a quienes cumplen con la ley”.

Natalia García Luna (Juntos por el Cambio)

De acuerdo a lo que propone la norma destinarían cientos de millones de pesos para financiar este programa, en un contexto en que aún varios sectores productivos de Buenos Aires no recibieron ningún tipo de ayuda y atraviesan una aguda crisis económica.

“Lo que la sociedad reclama es una política pública habitacional razonable, que haga efectivo el acceso a una vivienda sin avasallar la propiedad privada que es un derecho que el Estado debe garantizar y proteger”, finalizó García Luna.