El destructor ARA “La Argentina”, durante sus tareas de vigilancia y control del espacio marítimo nacional, realizó un homenaje a los 44 tripulantes del submarino ARA “San Juan”. La emotiva ceremonia se realizó en la cubierta de vuelo, donde toda la tripulación formó con la mirada puesta en el mar.

El evento fue anunciado durante la mañana del 24 de diciembre a través de los difusores del buque. Su Comandante, Capitán de Fragata Carlos Alberto Recio, al igual que todos los días, hizo uso del medio para informar sobre las tareas realizadas durante la última jornada. En el mismo mensaje, comunicó que en horas de la tarde, la unidad se posicionaría en el punto donde se encuentran los restos del submarino ARA “San Juan” con el objetivo, no solo de realizar una ceremonia conmemorativa, sino también para compartir la Nochebuena con los camaradas que continúan en patrulla eterna.

Por la tarde, toda la dotación formó en popa de la unidad y el Teniente de Fragata Milton De La Silva, oficial de ceremonia, leyó palabras alusivas, en medio de un clima de profundo respeto y silencio.

Hoy decidimos hacer un alto en nuestra patrulla para acompañar a nuestros camaradas en esta emotiva fecha que nos vuelve a reunir en la inmensidad de nuestro Mar Argentino. Cómo evitar que al enunciar sus nombres, nuestras mentes se llenen de imágenes, voces, anécdotas y recuerdos compartidos con esos 44 marinos que eligieron como morada eterna el fondo de nuestro extenso mar”, enunció el Teniente de Fragata De La Silva.

Honores al submarino ARA “San Juan”Gaceta Marinera

Y prosiguió: “Nuestros camaradas hoy descansan custodiando nuestro territorio nacional, observando desde su eterna posición las derrotas de todas las unidades de nuestra Armada (…) Serán eternos centinelas y testigos de nuestras travesías. Nos guiarán al escribir bitácoras y vivirán en los corazones de sus familiares y de todo argentino que contemple alguna vez la inmensidad de nuestro mar”.

Para finalizar la alocución, pidió a los presentes elevar una plegaria por el eterno descanso de los tripulantes del “San Juan” y por el consuelo de aquellos que debieron dejarlos partir.

A continuación, el Comandante del destructor, continuando con una tradición marinera, lanzó una moneda al mar para luego pasar a la ejecución de 21 salvas de honor. También se arrojaron señales humosas que indicaron la posición donde se encuentran los restos del submarino y los presentes hicieron un minuto de silencio, dando así por concluida la ceremonia.

Gran parte de la tripulación permaneció en la cubierta de vuelo por varios minutos con la mirada contemplativa puesta en las aguas del Atlántico Sur. También hubo quienes decidieron rendir su propio homenaje, y una vez concluida la ceremonia, arrojaron cartas al mar.

El destructor ARA “La Argentina” permaneció en la zona del hundimiento del submarino ARA “San Juan” hasta la mañana del 25 de diciembre. Así, toda la tripulación en cumplimiento del servicio a la Patria, vivió una Nochebuena y Navidad diferente: lejos de casa, cerca de quienes constituyen su familia por vocación y custodiados por sus 44 camaradas que se encuentran en patrulla eterna.

Fuente: Gaceta Marinera