Luego del fallo de la justicia porteña que habilitó la apertura de escuelas para dictar clases presenciales, a pensar del DNU que las suspende por tres semanas, el ministro de Justicia Martín Soria solicitó una rápida intervención de la Corte Suprema para resolver el conflicto entre el Gobierno nacional y la Ciudad de Buenos Aires por las clases presenciales.

// Mirá también: Alberto Fernández tildó de “estrago jurídico” al fallo que habilita las clases presenciales en la Ciudad

A clases en Caba. (Federico López Claro)

Estamos en una situación de gravedad penal extrema, con esto de la segunda ola sería bueno que, así como actuaron con el per saltum de dos jueces que fueron trasladado legalmente, intervengan rápidamente”, consideró en declaraciones a El Destape.

Cabe recordar que este domingo, la Sala IV Cámara de Apelaciones de la Ciudad ordenó mantener las escuelas abiertas hasta que la Corte defina esa situación. El funcionario adelantó que “se van a interponer varias medidas para frenar esta decisión política” y manifestó que “la Cámara porteña es manifiestamente incompetente para resolver sobre un DNU dictado en el marco epidemiológico con una curva de contagios exponencial”.

En este sentido, Soria indicó: “Vamos a ver estos próximos días los picos de contagios en la región del AMBA. Sería bueno que (los jueces de la Corte) intervengan rápido y resuelvan este conflicto político, desde lo jurídico no tienen ni pies ni cabeza”, remarcó.

Luego de que el presidente Alberto Fernández calificara de “estrago jurídico” el fallo que resolvió el tribunal, Soria afirmó que el fallo de la justicia porteña era “un mamarracho jurídico” que “sólo tiene una explicación y es política” y advirtió que las autoridades “van a tener que hacerse cargo de estas decisiones que son nulas de nulidad absoluta”.

El presidente Alberto Fernández se reunió en la Quinta de Olivos con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. (Presidencia)

Asimismo, el ministro de Justicia explicó que es incompetente que una sala porteña resuelva sobre cuestiones federales como es un DNU, que fue dictado en un marco epidemiológico ante una curva de contagios de coronavirus que calificó como “exponencial”.

// Mirá también: Vilma Ibarra calificó de “gravedad institucional” el fallo de la Justicia que avala las clases presenciales en la Ciudad

“El 31 de diciembre teníamos 7.800 contagios, este viernes la curva trepó a 29.400, ese es el marco en el cual el Presidente toma una decisión política sanitaria de suspender en la región del AMBA las clases de manera presencial”, detalló Soria quien expresó que el objetivo es “preservar la vida de todos los argentinos y de los chicos”, que es enmarca en una situación sanitaria de gravedad.

Martín Soria (Federico López Claro / Archivo)

También sostuvo que la decisión del Gobierno nacional va en línea con las mismas medidas adoptadas en otros países de la región y del mundo como Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay, Francia y Alemania donde “en función del nivel de contagios que están teniendo con estas nuevas cepas mas contagiosas deciden suspender las clases”.

“No es la primera vez que el macrismo o el PRO -si se quiere- utilizan políticamente al Poder Judicial conforme a sus intereses, pero esta vez han ido demasiado lejos, utilizar como escudo a la educación, como un eslogan... Están poniendo en riesgo la salud de los argentinos”, arremetió Soria.

Ante la consulta sobre si habrá sanciones para los jueces que definieron el fallo -Marcelo López Alfonsín, Nieves Macchiavelli y Laura Perugini- el ministro respondió que será el Consejo de la Magistratura quien defina “las medidas disciplinarias correspondientes”.