Luego de una persecución, en las últimas horas detuvieron en el barrio porteño de Flores a un joven de 22 años que había intentado robar una suma de 30 mil dólares a una jubilada de 89 años.

Según informaron fuentes policiales a Télam, el detenido se había hecho pasar por el hijo de la mujer. Además, había inventado el relato de que estaba con coronavirus y necesitaba la plata, que la señora tenía depositada en el banco, para comprar medicamentos.

El hecho comenzó cuando la mujer recibió un llamado telefónico de este hombre que la engañó y dijo que iba a enviar a una persona para retirar el dinero.

Acto seguido, un joven se presentó en su casa y recibió un sobre de madera con ahorros, aunque la damnificada pidió que la acompañe a la sucursal bancaria de la avenida Rivadavia al 6400 para retirar una suma mayor.

Mientras la mujer se dirigía al banco con el estafador, el hijo fue a visitarla porque no le atendía el teléfono.

Al arribar al domicilio, la cuidadora le indicó que la mujer había ido al banco con un hombre y esa situación le llamó la atención, por lo que rápidamente dio aviso al 911.

Los móviles de la Comisaría Vecinal 7C se trasladaron al lugar y, al ver la presencia policial y sin haber recibido aún los 30.000 dólares, el joven escapó en un Ford Ka de color bordó.

Tras una breve persecución donde el vehículo chocó con un auto particular, el acusado fue detenido y quedó a disposición del personal del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas 17 que dispuso su traslado y el secuestro del auto.