Este martes el empresario Víctor Giménez fue secuestrado por un grupo de personas que simulaban ser policías. Luego de una serie de allanamientos, se habría identificado a un cuarto implicado en el delito.

La familia del dueño de “El Cóndor” habría acordado pagar cinco millones de pesos, dinero solicitado por los secuestradores a un agente de la investigación, quien debía hacer la entrega, para que de esa manera pudieran seguirles el rastro.

Los delincuentes chocaron contra una pared de bloques mientras intentaban escapar

El pago debía realizarse en cercanías de una estación de servicio de la zona sur. Sin embargo, el automóvil de alta gama del empresario fue divisado en una calle del barrio ampliación Parque La Vega por una patrulla policial, y los supuestos secuestradores chocaron el mismo contra una pared de bloques en su intento de fuga.

Los delincuentes huyeron rápidamente a pie y aseguran que fueron detenidos en las inmediaciones. Giménez descendió asustado y fue atendido de inmediato por una mujer mayor, dueña de la vivienda, a quien le dijo “me secuestraron”, según le contó a “El Tribuno”.