El pasado viernes le robaron al dueño de un local de pagos de la ciudad de Pérez, quien denunció que dos ladrones se hicieron pasar por una empresa de caudales y se llevaron 2,5 millones de pesos. El lunes le advirtieron del faltante de dinero y ahora lo hacen responsable del robo.

Tal como se informa en el diario La Capital, el asalto fue el viernes pasado en un local de pagos ubicado en Chiavarini al 1100, de Pérez. Entregó los dos millones y medio de pesos correspondientes a la empresa de caudales que de modo habitual se encarga de recoger la recaudación semanal.

“Me acusan que soy un ladrón y solo soy un laburante”, sostuvo Ariel, el dueño del local. La víctima contó que alrededor de las 19.30 y las 20 frena una auto “con una baliza en el techo y dos masculinos a bordo, uno me golpea el otro se queda afuera, ambos vestidos con uniforme, ya que se hacen pasar por la empresa que busca el dinero”.

La víctima aseguró que el procedimiento fue “idéntico al habitual” y que “se llevaron 2.5 millones de pesos, que es la recaudación de toda la semana”. Sin embargo, aclaró que si le ocurría esta semana “me sacaban entre 5 y 6 millones por la fecha de cobro de impuestos y servicios”.

Además, en declaraciones a Canal 3, afirmó que “el dinero nunca llegó a la empresa, actuaron igual y con las mismas planillas. Fue un robo perpetrado por gente que sabía perfectamente del tema”.

“Me llaman recién el lunes a las 13.00 horas para avisarme que no había entregado la plata el viernes, sabiendo que el sábado a la mañana abrí el local hasta el mediodía”, explicó Alan para denunciar que por el momento no puede volver a abrir el negocio. “No puedo volver a trabajar y debo 2,5 millones de pesos porque nadie se hace cargo, ni la empresa que recauda el dinero ni la que me provee el sistema de cobros”.

La víctima además se lamentó: “Es mi medio de vida, desde hace un tiempo me dedico a las cobranzas. Esa plata que me reclaman yo no tengo forma de pagarla y el local tiene una propiedad en garantía, que no quiero llegar a perderla”.