Con la aprobación sobre la mesa, ya es una realidad: aquellos locales que no cumplan con las medidas sanitarias y con los protocolos de bioseguridad establecidos contra el COVID-19 deberán pagar multas que ostentan hasta $80 mil.

El monto estipulado ha quedado establecido mediante una ordenanza aprobada durante esta mañana por el Concejo Deliberante de la ciudad de Oberá, que establece multas y clausura de locales por incumplimiento de medidas sanitarias impuestas por la pandemia.

Las penas rondarán las 400 unidades fijas, duplicándose si es un caso de reincidencia con posterior clausura del establecimiento/local comercial. Cada unidad fija corresponde a un litro de nafta, cuyo valor ronda los $100, es decir entre $40 y $80 mil.

A su respecto, el concejal Pablo Hassan precisó acerca de la norma sancionada, mencionando que “el proyecto viene desde el Ejecutivo en un trabajo que se hizo en conjunto con el Juez de Faltas”.

Puntualizó que “la ordenanza viene a ratificar las medidas de control y de cuidado que se están llevando a cabo con respecto a la situación de pandemia”. Agregó que fue de público conocimiento situaciones de incumplimiento que se dieron sobre todo durante los fines de semana, en locales nocturnos, como el cierre del conocido salón de fiestas ubicado en la Ruta Provincial N°5, donde existía exceso de personas dentro del local.

Oberá: estipulan multas de hasta $80 mil a quien no cumpla con las medidas sanitariasGentileza: Misiones Online

Aseguró que, teniendo en cuenta la normativa vigente, no existía una que fuera especifica en este sentido, respecto del incumplimiento dentro del rubro comercial. Por tal, esta medida viene a ratificar un pedido a todos los titulares de comercios y a los vecinos a no bajar los brazos en los cuidados que hay que tener, tanto personales como colectivos.

Además, indicó que la policía tendrá la facultad -al momento de realizar las inspecciones- de labrar actas en colaboración con los inspectores municipales. Reiteró que las medidas de bioseguridad son comunes en todos los protocolos vigentes son: distanciamiento social de un metro y medio, utilización de tapabocas, listado de personas que ingresa o egresa del local y la disposición de alcohol en gel o sanitizantes al ingreso.