Los hechos de violencia en Mendoza se viene repitiendo cada vez con mayor frecuencia en lo que va del mes de enero. Solo en los 28 días que lleva este 2022 tres jóvenes fueron atacados y golpeados salvajemente a la salida de lugares de recreación nocturna.

En la madrugada de este viernes un joven de 23 años denunció que fue atacado por una patota a la salida de un boliche de Godoy Cruz. El hecho ocurrió en la puerta del local bailable Suburbia de calle Rodríguez Peña al 2.300.

Según un conocido del joven agredido éste se disponía a retirarse cuando en el portón de ingreso fue atacado por varias personas. Producto de la agresión el muchacho quedó inconsciente en la vereda mientras que los agresores huyeron en un Volkswagen Gol Trend de color rojo. La víctima se recupera en el Hospital Central donde fue llevado de urgencia.

Testigos de la pelea aseguraron que solo 5 o 6 personas del grupo fueron quienes golpearon al chico, e incluso, lograron identificar a quien le habría dado el golpe que lo dejó inconsciente, y se trataría de un joven que practica boxeo.

En Chacras de Coria

El otro caso fue el de Matías Quiroga de 20 años, atacado el domingo pasado a la salida del boliche Waterloo en Chacras de Coria en la ruta Panamericana. El joven golpeado quedó inconsciente y fue trasladado al Hospital Central donde se recupera de los duros golpes recibido.

La fiscal que investiga el caso, Andrea Lazo, ya imputó por homicidio agravado en grado de tentativa a otros dos jóvenes de 20 años identificados como Valentino Figueroa y Martín Torres.

Al realizarles un control toxicológico, los dos dieron positivos para consumo de marihuana y cocaína –tenían presencia de ambas drogas en el organismo-, y ambos quedaron detenidos, ya que el delito por el que se los acusa no es excarcelable.

En este ataque ambos detenidos eran conocidos de la víctima ya que uno es el novio de la hermana y el otro es la actual pareja de una ex novia.

Fiesta de Fin de Año

El primer de los casos en el que se toma nota, ocurrió durante la madrugada del 1 de enero cuando un joven de 19 años recibió una paliza de parte de una patota. El ataque ocurrió a la salida de una fiesta de Fin de Año que se realizó en el Atlético Club San Martín.

El padre de la víctima, Mario Valdez informó que encontró a su hijo inconsciente y herido en una estación de servicio. Inmediatamente lo trasladó al Hospital Perrupato donde le diagnosticaron múltiples fracturas en la mndíbula y una fisura en el tabique nasal ya que lo habían golpeado con un ladrillo.

Según las fuentes consultadas el joven es de Maipú y fue atacado para robarle a la salida de la fiesta, pero los agresores no quedaron satisfechos con el ilícito por lo que decidieron darle una golpiza.

El muchacho fue trasladado del nosocomio de San Martín al Hospital Central donde aguarda ser operado por las múltiples fracturas recibidas. De los agresores no se tiene noticia aún.

Prácticamente se ha registrado un ataque por semana en lo que va de enero. Todos jóvenes que rondan los 20 años de edad. Atacados por pares. En los tres casos hay testigos, en algunos se presentaron a declarar, en el caso de San Martín los están buscando. Por esa razón la policía aún no identifica a los agresores.

Finalmente solo en uno, el ataque a Matías Quiroga, están identificados y detenidos los agresores.