Los acusados de propiciar una brutal golpiza a Matías Quiroga, son Valentín Figueroa de 20 años y Martín Torres, también de 20 años. Luego de ser señalados por testigos como autores de agresión hacia la víctima, los jóvenes fueron llevados a la Comisaría y se le hicieron los testeos correspondientes.

Los análisis toxicológicos arrojaron que Valentín y Martín tenían cocaína en sangre cuando ocurrió el acto de violencia. Un dato no menor para los investigadores de la causa, ya que coincidiría la toma de estupefacientes con la violencia que recibió la víctima.

Los acusados hasta el momento están imputados por tentativa de homicidio simple. Desde el hecho, ambos agresores, se encuentran detenidos en la Comisaría 47 de Luján de Cuyo.

La Fiscal de Homicidios, Andrea Lazo, espera de las pruebas visuales de las cámaras de seguridad de la zona. Estas fueron pedidas por la representante del Ministerio Público para determinar la culpabilidad de los acusados, quienes podrían ser trasladados a la cárcel.

De las averiguaciones obtenidas en las últimas horas se dio a conocer que los agresores conocen al victimario. Matías Quiroga sigue internado en el Hospital Central y se encuentra en estado delicado. Al parecer uno de los agresores habría salido con la hermana de víctima y esto fue lo que desencadenó la golpiza.

El hecho de violencia

La golpiza ocurrió el domingo a la madruga, aproximadamente antes de 6. A la salida del boliche Waterloo que se encuentra ubicado sobre Panamericana, Chacras de Coria. Los acusados, Valentín Figueroa y Martin Torres atacaron a Matías Quiroga en la puerta del local bailable.

Según el relato de los testigos, Valentín y Martín golpearon brutalmente a Matías hasta que el joven cayó al piso y golpeó su cabeza contra el asfalto. Matías quedó inconsciente en el suelo y fue trasladado de urgencia al Hospital Central, donde se encuentra internado en Terapia Intensiva.

El diagnóstico médico por nosocomio afirmó que Quiroga presenta un severo traumatismo de cráneo con derrame cerebral. Su estado es delicado y hasta este martes la víctima no ha recuperado la conciencia.