En horas de esta mañana los dos jovenes detenidos por agredir al entrenador de vóley y camarógrafo Carlos Amieva, fueron imputados por homicidio simple. La calificación cambió tras conocerse la muerte de Amieva por lo que Matías y Diego Sicre -sobrino y tío- fueron trasladados a la penitenciaría.

Los dos sospechosos están señalados por haber golpeado violentamente a Amieva durante una discusión de tránsito el sábado pasado en Tunuyán. La Justicia investiga si tras agredirlo y dejarlo tendido en la vía pública, huyeron.

En un primer momento, los Sicres fueron imputados por lesiones graves, sin embargo luego de que Amieva quedara internado en terepia intensiva del Hospital El CArmen los agresores fueron imputados por “homicidio simple en grado de tentativa”, mientras que con el fallecimiento de la víctima ya confirmado, la imputación cambió a homicidio simple.

De esta manera los imputados continuarán detenidos, por lo menos hasta que se realice la audiencia de prisión preventiva donde la defensa pordría plantear el cambio de calificación porque se entiende que el hecho ocurrió sin intención por parte de los autores.

Los dos detenidos son Matías Sicre de 24 años y su tío Diego Sicre de 30. Según fuentes judiciales los investigadores creen que Matías fue el autor de la golpiza, y fue capturado en una finca de Tunuyán; mientras que al mayor de los detenidos lo arrestaron durante un operativo.

El pasado miércoles dos testigos presenciales, entre estos la pareja de la víctima los indentificaron ante la fiscalía como los autores de la golpiza.

Por otro lado, los familiares y amigos de Carlos Amieva despidieron esta mañana en el Cementerio Municipal de Tunuyán los restos del entrenador de vóley. Amieva falleció este jueves luego de estar internado cinco días en el hospital El Carmen luego de agravarse un cuadro de neumonía y la infección cerebral que presentaba tras una golpiza que recibió durante un incidente vial.

El hecho de violencia ocurrió en la noche del pasado sábado en calle Irigoyen del Barrio Güemes de Tunuyán, por donde circulaba Amieva a bordo de su auto y en compañía de su novia.

En un momento dado mantuvo una discusión vial con dos hombres que viajaban en una Toyota Hilux, quienes increparon al entrenador, le atravesaron la camioneta y lo chocaron. Descendieron del rodado y le dieron una paliza por lo que la víctima sufrió un traumatismo de cráneo grave.

Luego de la brutal y cobarde golpiza, Amieva fue trasladado de urgencia al hospital Antonio Scaravelli de Tunuyán. Allí, la víctima -quien, además era periodista y camarógrafo- recibió los primeros auxilios. Pero, dada la gravedad de su situación, lo derivaron al Hospital El Carmen donde falleció el jueves.