Durante este jueves falleció en el Hospital del Carmen el entrenador de vóley y fotógrafo mendocino Carlos Amieva luego de ser golpeado por dos hombres en Tunuyán por una discusión de tránsito. Los sospechosos ya están detenidos y la Justicia determinará su futuro.

Los imputados del hecho fueron detenidos. Se trata de Matías Sicre de 24 años y su tío Diego Sicre de 30 años de edad. Los mismos fueron acusados por “lesiones leves”. Familiares y a amigos de Carlos esperan que la causa cambie de calificación y pase a ser un “homicidio”.

Los dos sospechosos están detenidos en uno de los calabozos de la Comisaría 15, del departamento de Tunuyán donde se llevó adelante la brutal golpiza.

La muerte del deportista y fotógrafo de medios se desencadenó luego de un cuadro de neumonía e infección cerebral que lo llevo a un grave estado. Su salud se complicó este miércoles y su cuerpo no resistió más, por ende, este jueves a la madrugada terminó muriendo antes de las dos de la mañana.

Adriana Amieva López, la hermana de la víctima publicó un emotivo mensaje en la su cuenta personal de Facebook. “Cómo te voy a extrañar! Cuántas tardes compartidas!”. En una publicación posterior, se descargó: “LO MATARON, me dejaron sin mi hermano, tardes de mates, vacaciones compartidas, domingos en familia, me sostenías, me ayudabas, me acompañabas!!!! Chau! Te querré siempre”.

El reconocido entrenador de voleibol fue agredido por dos jóvenes y fue intervenido de urgencia en el Hospital del Carmen

Sobre el caso

Durante el sábado a la noche, Amieva y una mujer circulaban por calle Yrigoyen a baja velocidad en su vehículo, por lo que una camioneta que iba detrás comenzó a incentivarlos para que aumentarán la velocidad y luego comenzaron las agresiones.

En un principio los pasajeros de la camioneta los insultó y luego los pasó, encerró y chocó, lo que provocó que tanto el camarógrafo como los pasajeros de la camioneta descendieran de sus vehículos.

Posteriormente, las dos personas, que según los testigos eran Matías Sicre y Diego Sicre, golpearon a Amieva hasta dejarlo casi sin vida en medio de la calle.

El entrenador fue trasladado en el Hospital del Carmen donde fue intervenido quirúrgicamente y finalmente falleció durante la madrugada de este jueves.