Un mendocino aficionado con las fotografías de las Ciudades de diferentes partes del mundo cuyo usuario en Twitter es Rodríguez Santonocito publicó una increíble fotografía en su perfil personal. En la imagen se ve la majestuosidad de los árboles que forman parte de la Ciudad de Mendoza.

Bajo el texto “del árido desierto, a la Ciudad de los cien mil árboles. Mendoza, mi tierra, mi paz” el hombre publicó una imagen donde se ve el verde de las calles de la provincia desde arriba. La fusión de las plantaciones y los edificios hacen que parezca una verdadera postal de película.

Los árboles son uno de los factores que tanto identifican a la provincia entre otros aspectos. Generalmente los turistas que visitan la provincia recalcan y recuerdan el verde de las calles mendocinas y cómo afecta a la temperatura los días de mucho calor además, de ser un hermoso elemento visual que termina de componer el paisaje total.

Entre los comentarios que de destacan se encuentra uno de una mujer extranjera que dijo que iba a viajar su hijo con su familia y luego ella iba a encontrarse con ellos. “Bella Mendoza, estoy enamorada de la provincia de su gente”, destacó la mujer al ver la imagen.

Por otro lado, otro de los comentarios fue “es hermoso ver cómo los edificios quedan aislados entre tanto verde”. Este aspecto es uno de los más maravillosos de la foto que publicó este hombre.

Publicación del mendocino fanático de la fotografía. Foto: Oscar Rodríguez

La importancia de los árboles en las Ciudades

En un primer momento los árboles desempeñan un papel importante en el aumento de la biodiversidad urbana. De esta manera la logran dar a las plantas y animales un hábitat donde puedan proveerse de alimentos y obtengan una protección favorable.

Por otro lado, los árboles pueden absorber hasta 150kg de gases contaminantes por año en una Ciudad. Esto hace que sean un factor importante en la mitigación del cambio climático en las ciudades con altos niveles de contaminación.

Además, los árboles que tienen una ubicación estratégica pueden ayudar a enfriar el aire entre 2 y 8 grados centígrados. Esto hace que los espacios que tienen sobra están notablemente más frescos que otros donde el sol duele dar por más tiempo.

Entre los beneficios de tener árboles se encuentran el de mejorar la salud física y mental. También, los árboles maduros regulan el flujo de agua y desempeñan un papel clave en la prevención de inundaciones y la reducción del riesgo de desastres naturales.