Este jueves declaró la monja Kosaka Kumiko en el segundo juicio por los abusos sexuales en el Próvolo, principal sospechosa de la causa.

//Mirá también: La justicia ordenó extender la prisión preventiva de la monja Kumiko

La monja se sentó en el banquillo de los acusados ante el tribunal por poco más de media hora y si bien no dio muchos detalles, aseguró ser inocente en todas las acusaciones por las que fue llevada a juicio.

La religiosa es la única que llega a este juicio con prisión domiciliaria. Está imputada por siete hechos, entre los que se encuentra un abuso sexual simple agravado.

Durante la testimonial hubo algunas diferencias entre los abogados defensores y los de la querella, que solicitó en más de una ocasión que se leyera la declaración de la monja aen la etapa de instrucción, con el objetivo de detectar alguna contradicción.

El pedido no tuvo sus frutos ya que no se hallaron mayores contradicciones entre los primeros relatos de la monja, al ser detenida y el de ahora, ya en el juicio.

Por orden expresa del tribunal presidido por Gabriela Urciuolo, no se brindó ningún otro tipo de detalles de lo que se dijo en la audiencia, como tampoco fotos del momento de su presentación.

El próximo lunes, 5 de julio, continuará el debate. Este día se tratará la prisión preventiva de Kumiko en una de las tres causas que se analizan en el juicio, publicó Sitio Andino.

Luego de este proceso, será el turno de la declaración indagatoria de las otras siete sospechosas que anticiparon que quieren dar su versión de los hechos. Cabe recordar que una de las imputadas dijo que, por el momento, no declarará.

//Mirá también: Fue atropellado, perdió parte de su cráneo y ofrece una importante recompensa para dar con el responsable

En este segundo juicio hay nueve mujeres imputadas, la mayoría de ellas eran empleadas y autoridades del establecimiento donde se cometieron los abusos sexuales.

Se analizarán tres causas. Dos de ellas tienen a la monja Kosaka Kumiko como única imputada, sospechada de “abuso sexual” y “corrupción de menores”, en tanto que en la restante, figuran las otro ocho imputadas, como supuestas partícipes “necesarias” o “secundarias” en dichos delitos.

Además de la monja Kumiko, están sentadas en el banquillo de los acusados Graciela Pascual, Noemi Paz, Cecilia Raffo, Edith Pinaca, Cristina Leguiza, Valezca Quintana, Asunción Martínez y Laura Alejandra Gaetan.