Este martes decidió extender la prisión preventiva de la monja Kumiko Kosaka, quien se encuentra con prisión domiciliaria desde 2017.

// Mirá también: Atención Godoy Cruz: hay nuevas medidas Covid-19

Tiene 46 años y será juzgada durante el segundo juicio por los abusos cometidos a menores de edad en el Instituto Antonio Próvolo, el cual debía comenzar el 12 de abril y por el aumento de contagios de covid-19 decidieron postergarlo por 15 días hábiles.

La causa tiene a nueve mujeres imputadas, entre ellas dos monjas, directivas, una psicóloga y una cocinera.

// Mirá también: Suspendieron el segundo juicio del Próvolo por el aumento de casos en Mendoza

Kumiko Kosaca es la más comprometida, quien está acusada de ser partícipe primaria de los abusos; corrupción de menores, agravado por ser encargada de su guarda; y abuso sexual simple agravado.