Comienzan los alegatos en la causa por los abusos sexuales en el Próvolo de Mendoza

Este miércoles 30 de agosto se conocerán los argumentos de los defensores de ocho acusadas. La fiscalía pidió 18 años de prisión para la exrepresentante legal, Graciela Pascual, y 10 años de cárcel para la monja Asunción Martínez.

Este miércoles comenzarán los alegatos de los abogados defensores de las acusadas por abusos en el instituto de Luján. Foto: Orlando Pelichotti
Este miércoles comenzarán los alegatos de los abogados defensores de las acusadas por abusos en el instituto de Luján. Foto: Orlando Pelichotti

La instancia de los alegatos por el tercer juicio por los abusos sexuales cometidos a menores en el Instituto Próvolo en Mendoza se reanudará este miércoles 30 de agosto. Será el turno de la defensa de Asunción Martínez, una de las monjas imputadas, tras el pedido de 10 años de prisión solicitado por la Fiscalía.

Fuentes judiciales informaron que el Tribunal Penal Colegiado N° 2 prevé comenzar la audiencia, a partir de las 8.30, con los alegatos de las defensas de las ocho acusadas, en esta oportunidad, con la de una de las religiosas imputadas, Asunción Martínez, quien está representada por los abogados Carlos Varela, Lucas Fallet, Valeria Corbacho, Enoc Ortiz y Ramiro Villalba.

Una vez finalizados los alegatos de las defensas de las acusadas, se realizará las réplicas y dúplicas si fuese necesario, luego será el momento de las palabras finales de las imputadas y luego el Tribunal procederá al dictado de sentencia.

La semana pasada concluyeron los alegatos por parte de la fiscalía y de la querella, en el debate por la responsabilidad penal por omisión de denunciar abusos sexuales contra ocho mujeres que trabajaban en el Instituto Antonio Próvolo.

Causa Próvolo: cuáles son las condenas que pide Fiscalía

El fiscal Alejandro Iturbide pidió 18 años de prisión para Graciela Pascual (65), exrepresentante legal de establecimiento y una pena de 10 años de cárcel para la monja Asunción Martínez.

Tanto la directiva Graciela Pascual, como la monja Martínez fueron consideradas partícipes necesarias por haber omitido el deber de garantes de las víctimas en los casos de abuso sexual, cometidos por los sacerdotes Horacio Corbacho y Nicola Corradi, el jardinero Armando Gómez, ya condenados, al igual que el monaguillo Jorge Bordón, este en un juicio abreviado.

En el caso de la exdirectora Gladys Pinacca y la cocinera, Noemí Paz, solicitaron la pena de 3 años de prisión condicional, acusadas por el delito de omisión de prestar auxilio y encubrimiento agravado.

En cambio, no se formuló cargos contra las otras cuatro imputadas en este proceso, las directoras del Instituto (en distintos años) Valeska Quintana, Laura Gateán, Cristina Leguiza y la psicóloga Cecilia Raffo.

Por lo tanto, el Tribunal debería declarar extinguida la acción penal ante la falta de acusación y de esta manera, quedarán al borde de la absolución.

Durante este juicio, pero en otro expediente, concluyeron los alegatos de las partes contra la monja Kumiko Kosaka, en que la fiscalía y la querella solicitaron una pena de 25 años de prisión e inhabilitación.

Cabe recordar que las audiencias, que se desarrollan en la sede del Polo Judicial, son a puertas por cerradas por tratarse de delitos de índole privada.

Temas Relacionados