Argentina es un país que sigue recibiendo a los inmigrantes. Desde su gloria máxima como granero del mundo al momento actual en el que nos encontramos, nuestro país es un lugar de oportunidades para el extranjero. Por la necesidad de trasladarse en busca de trabajo, muchas de las personas que llegan a nuestra tierra no se encuentran regularizados en cuanto a su estadía.

//Mira también: Feria del Libro 2021: convocan para dictar talleres y charlas temáticas

Frente a esta gran problemática de estas personas migrantes, que no pueden disfrutar de la totalidad de derechos sociales por no estar debidamente radicalizados, una clínica migrante surgió para ayudar resolver su necesidad.

Se trata de la Clinica Sociojurídica en Derechos y Migraciones de la Asociación Ecuménica de Cuyo y la la organización Xumec. Quienes llevan adelante el trabajo de asesoramiento gratuito serían profesionales y estudiantes de trabajo social, sociología y derecho.

Un espacio de asesoramiento y orientación gratuita

La principal idea de la clínica es poder ayudar a las personas que ingresan a nuestro país en busca de mejores oportunidades, regularizando su situación legal en el país, para así poder gozar de los derechos que se ofrecen desde las diferentes instituciones públicas del país, provincia y municipio.

“Lo que hacemos es generar un espacio de orientación, atención y asesoramiento para personas migrantes o solicitantes de refugio, con lo que tiene que ver con el acceso a la regularidad migratoria y el acceso a derechos sociales”, explicó Valeria Chiavetta a Vía Mendoza.

Muchas personas se acercan a consultar, con intenciones de regularizar su situación legal en el país.

Valeria es parte del equipo que lleva adelante la clínica, siendo ella Licenciada en Trabajo Social y Presidenta de la Asociación Ecuménica de Cuyo. También es la docente de prácticas de la carrera de Trabajo Social de la Fcpys de la UnCuyo, lo que permite que pueda articular a sus estudiantes con el trabajo que se hace desde la clínica.

Con la clínica y este grupo interdisciplinario de estudiantes se acercan al territorio, específicamente los lugares donde hay más población migratoria. Donde más concurren serían las zonas de Belgrano y Pedro Molina de Guaymallén y Ugarteche de Luján de Cuyo, llegando a las escuelas, centros de salud y ferias populares de esas comunidades.

“Nos acercamos con grupos de estudiantes de trabajo social, sociología y derecho para tener un primer momento de escucha y asesoramiento”, detalló la licenciada, siguiendo que “así se convierte en un espacio de formación en derechos humanos para los estudiantes y generamos acciones de incidencia en la política migratoria”.

Parte de una red y un trabajo más grande

La clínica no trabaja por sí sola, sino que forma parte de una red nacional de otras clínicas que trabajan en las provincias que son fronteras. Desde ellas han recibido acompañamiento y asesoramiento desde la primer actividad que se realizó en Mendoza desde el 2016.

Se busca ayudar a las personas que quieran regularizar su situación migratoria en el país.

Además, la clínica comparte un espacio vinculado a profundizar el acompañamiento que se realiza desde estas clínicas, con un equipo profesional de diferentes disciplinas y de diferentes organizaciones. También es parte de un trabajo que se realiza en diferentes provincias fronterizas. Esto permite un espacio de crecimiento para la labor que se realiza desde la clínica.

Por otro lado, la clínica sirve para poder recopilar datos para el Observatorio sobre Migración y Asilo que funciona con organizaciones de Buenos Aires, Jujuy, Córdoba y Mendoza, para publicar diversos informes que sean de utilidad para la incidencia de la política pública. El último informe se realizó sobre el acceso de la vacunación contra el covid-19 de los migrantes.

Para poder llevar adelante lo que implica el trabajo de la clínica, se trabaja como un programa de extensión universitaria, específicamente como un proyecto Mauricio López. Asimismo la Asociación Ecuménica ayuda a solventar gastos.

La docente detalló que es mucha la gente que se acerca para pedir el asesoramiento gratuito. Mayormente reciben bolivianos, peruanos, colombianos, haitianos y venezolanos. “Todas las personas que atendemos están quieren regularizar su estadía aquí y acceder a los derechos sociales”, expresó Valeria.

El equipo se instala en localidades donde se encuentra población migrante ne la provincia.

Estas personas llegan a través de sus puestos en territorio, mediante derivaciones de instituciones públicas y también por sus redes sociales o número de WhatsApp. “Muchos se enteran por el boca en boca”, agregó la docente.

//Mira también: Abogados de familia piden que se respete el cumplimiento de plazos legales

La Clínica Migratoria realiza encuentros territoriales seguidamente, comunicando las fechas y lugares a través de su Instagram. Las personas interesadas en recibir asesoramiento gratuito sobre su situación migratoria en Argentina pueden acercarse a los diferentes encuentros territoriales o comunicarse a través del WhatsApp 2615360020.