Hace bastante que TikTok es una red líder en materia de contenido y entretenimiento. Cualquier persona que desee ver videos o hacerlos tiene la posibilidad al alcance de una app. Éste es el caso de Lorenzo Domínguez Molina, un chico de 13 años que actualmente tiene más de 110.000 seguidores y promete no parar hasta llegar al millón.

El joven oriundo de Godoy Cruz comenzó haciendo videos en TikTok en marzo del 2020. Por lo que comentó, su contenido es mayormente sobre fútbol, responder preguntas o comentarios de sus seguidores y momentos de su vida en general.

Perfil oficial del joven mendocino

Lorenzo, quien se declara super fan de Messi, es hincha del Tomba y de Boca. Como hobby ve partidos de fútbol y hace sus videos en la red social, el adolescente también contó que el fenómeno en la cantidad de seguidores no fue buscado y como él resalta “fue una grata sorpresa”.

En TikTok su usuario es @tiklolotok, quien exactamente cuenta con 113.8K se seguidores y 2.1M en me gustas. En sus videos se lo puede ver hablando de la clasificación de Argentina en el Mundial, haciendo críticas en partidos, diferentes videos en dúo y hasta haciendo humor con su mamá.

Tipo de contenido que genera

“Al momento de subir el video sé que voy a tener apoyo y sacarle una sonrisa a alguien en malos momentos”, argumenta sobre por qué le gusta de hacer videos.

Es que -como todo en la vida- hay una parte B de la historia. Lolo, como le dice su familia, tiene una enfermedad de nacimiento llamada retinoblastoma bilateral, que es un tipo de cáncer a la retina, en este caso en ambos ojos.

“Desde chico estuve con tratamiento de quimioterapia y radioterapia, después fui operado de cataratas. No veo mucho, pero gracias a Dios veo”, detalla.

El adolescente confiesa que esto hace que las personas hagan comentarios por su aspecto y que a veces tiene que lidiar con haters, en español odiadores, pero asegura que eso no le molesta.

Con solo 13 años, Lorenzo tiene una perspectiva de la vida y de la gente que demuestra, no solo lo que vivió, sino la voluntad para seguir adelante. Y también tiene la capacidad de soñar en grande. “Mis expectativas son un ‘poco’ altas: quiero llegar al millón y lo voy a lograr”, garantiza al hablar de su futuro como tiktoker.