Tres cazadores furtivos fueron sorprendidos este viernes por la mañana en medio de la práctica ilegal de esta actividad por efectivos de la Policía Rural en San Carlos, más precisamente en la zona de la Ruta 40. Según confirmaron desde el Ministerio de Seguridad, aunque uno de los cazadores logró darse a la fuga corriendo campo traviesa tras una breve persecución -lo había acompañado otro de ellos, que fue alcanzado por los efectivos; mientras que el tercero se había quedado en el vehículo-, los otros dos quedaron detenidos.

//Mirá también: Días soleados y agradables para todo el finde largo, con probabilidades de Zonda para el lunes.

En el interior del vehículo, en tanto, encontraron 16 vizcachas muertas y que ya habían sido abiertas (evisceradas), además de secuestrar las armas con que habían estado llevando adelante la faena. La caza de esta especie se encuentra prohibida en Mendoza, justamente al tratarse de una especie protegida. Por esto mismo es que los dos aprehendidos quedaron a disposición de la Justicia provincial.

Además de las vizcachas evisceradas (su caza está prohibida en Mendoza), se encontraron armas de fuego en el auto de los cazadores.Gentileza

In fraganti

Según destacaron desde el Ministerio de Seguridad, los tres cazadores fueron sorprendidos in fraganti por efectivos de la delegación del Valle de Uco de la Policía Rural durante la mañana de este viernes. Los uniformados realizaban tareas de control rutero sobre la Ruta nacional 40 abocadas precisamente a neutralizar la caza furtiva en la zona y a identificar a quienes las llevaban adelante, y fue en esas circunstancias que se disponían a revisar un vehículo que circulaba por la calzada en dirección de sur a norte.

En el momento en que los policías le pidieron al conductor que detenga la marcha para identificarlos y llevar adelante el control, el conductor del auto eludió a los uniformados e inició una breve pero intensa persecución intentando escaparse de los agentes, quienes siguieron a los ocupantes del vehículo. La frenética carrera se extendió durante poco más de tres kilómetros, y fue en ese momento en que el conductor detuvo la marcha para intentar continuar con la fuga a pie.

Los tres cazadores eludieron el control policial, lo que dio inicio a una persecución. Dos de ellos fueron detenidos, mientras que el tercero logró escapar a pie y corriendo campo traviesa.Gentileza

Si bien los tres ocupantes del vehículo llegaron a bajarse, uno de ellos optó por quedarse en el lugar y no intentar eludir a los policías, mientras que dos de ellos corrieron por el campo con intenciones de adentrarse lo máximo posible y salir del campo visual de los efectivos de la Policía Rural. El segundo de los hombres que habían estado infringiendo la ley fue alcanzado y reducido por los agentes, mientras que el tercero logró darse a la fuga.

Con dos de los tres cazadores reducidos, se procedió a inspeccionar el interior del vehículo que minutos antes había intentado eludir el control y en su interior se encontraron 16 vizcachas muertas y evisceradas -estaban ocultas en tres morrales de lona-. Junto a los ejemplares se secuestró, además, una carabina calibre 22 sin municiones.

//Mirá también: Dos guaymallinos transformaron las torres de Unimev con su arte.

Tras dar aviso de las novedades al Ministerio Público Fiscal, se dispuso que los dos detenidos sean trasladados a la comisaría 18, mientras que el auto fue secuestrado. Los animales muertos, en tanto, fueron entregados a la Dirección de Recursos Naturales.